20 mayo 2015

Capítulo IX: San Carlos de Bariloche







Para darle la bienvenida de nuevo al otoño, pongo rumbo desde el Bolsón hasta San Carlos de Bariloche. Aun siendo un viaje corto, es bastante fascinante, lleno de montañas de todos los tipos, impresionantes los bosques los lagos los rios; queda bastante por explorar. 

Bariloche es una ciudad de la provincia de Rio Negro, en Argentina, en el parque nacional Nahuel Huapi, a las orillas del lago con el mismo nombre.
Creo que es la ciudad más grande que he visitado en Patagonia. Con un centro bastante grande, y numerosos km a lo largo del lago con urbanización (no se muy bien si se considera también Bariloche o sería a parte) el caso es que los micros te pueden acercar a todos los sitios.
El tema de los micros es bastante lioso ( a mi me costó bastante), primero porque existen 2 compañías distintas y es necesario una tarjeta para pagar el autobús. Si no se quiere adquirir una, es bastante habitual pagarle el importe de tu billete a una persona local que la tenga, y que pique por tí.
























Llego un poco cansada ya de andar, sin saber muy bien cuál de las rutas que llevaba miradas hacer; y un poco apática. Las dos primeras noches las voy a hacer en un hostel. El primer día me lo tomo para recorrer la ciudad, e ir de compras (algo que hacía mucho que no ponía en practica, y que sigue sin gustarme) necesitaba unas gafas de sol, ya que las mías habían desaparecido entre El Chalten y El Bolsón, que suerte quien las encontrase.
A la noche me junté con dos chicos de Santiago y una chica de Francia que llevaba ya un año viajando y había visitado anteriormente Australia y EEUU. Salimos a tomar un fernet.


CIRCUITO CHICO (UN CACHITO)

 Yo quería alquilar una bici para recorrer el circuito chico, que era algo que nos habían recomendado los chicos Chilenos. A Clotilde (la francesa), le apetecía venir pero me dijo que no se veía en forma para hacer el recorrido en la bici. Como me apetecía ir acompañada, decidimos ir juntas, llegar con una linea de autobús cerca, caminar y tomar otro colectivo para regresar a la ciudad.

El itinerario de los colectivos




El paseico


Fue un agradable paseo, entre lagos y bosques, (mucho rato carretera a mi pesar);  hablándonos cada una de nuestros respectivos viajes. Además seguíamos el mismo camino pero en dirección inversa, así nos hacíamos sugerencias, aunque es verdad que el tipo de viaje de Clotilde era distinto al que estaba haciendo yo.
























Las fotos no son muy buenas, pero el paisaje lo era. Es que se me olvidó poner la tarjeta en la cámara y solo pude hacer con el móvil.

A la noche, los chicos y Clotilde salieron de fiesta, yo me quedé un ratito tomando algo con ellxs pero me subí a dormir, ya que yo iba a madrugar, quizá a hacer la última de mis excursiones.  De echo coincidí con ellos que llegaban de fiesta en el desayuno.




VUELTA A CERRO CATEDRAL



Me inscribo en el centro andino para hacer una vuelta circular entre refugios. Me hubiese gustado añadir una etapa más, pero me lo desaconsejaron pasar sola por ahí, porque me dijeron que era un camino poco evidente y quizá expuesto. No quise arriesgar, así que me limite solo a hacer la conexión entre los refugios de Frey y de Jakob

DIA 1: Cerro Catedral - Refugio Frey 

El refugio Emilio Frey está justo debajo de la aguja Frey, en la orilla de la laguna Toncek. El entorno es alucinante, lleno de torres y agujas de granito, donde lxs escaladorxs se la gozan seguro.

El camino es bien fácil, el colectivo te deja en la estación de esquí, y de ahí parte el camino, muy bien indicado y fácil de seguir.
Yo llegue al refugio prontito, y menos mal, pude poner mi carpa en un buen sitio, y quedarme toda la tarde al sol contemplando como numerosas cordadas pasaban por las distintas rutas de la aguja, impresionante.
El refugio ese día lo petó, subió como 80 personas a dormir allí, y tiene capacidad de 30, se que mucha gente se salió a dormir al raso, y los que entraron no se como lo hicieron, que bien dormí yo en mi carpa, y eso que hizo frío esa noche.









 



Desde mi carpa








Como me gusta mi casita





La Aguja Frey, y si te fijas bien hay 4 cordadas por ahí








En Panorámica todo el paisaje





La aguja al Alba

DIA 2: REFUGIO FREY- REFUGIO JAKOB

El segundo día me espero a que salga alguien a caminar para saber un poco hacia donde ir. No pude comprarme un mapita de la zona.

El rpimer tramo es una subida entre bloques de granito, en la que a veces hay que trepar, no está nada expuesto, pero con una mochila con tanto peso que te tira para atrás, aun cuesta. Se llega a un ibón, se sube a un collado, y se hace una fuerte bajada por pedriza, de las de soltarse.
Me acuerdo que hablando con gente esta bajada les resultó difícil, y tardaron un montón, he de reconocer que yo me la gocé, pero como ya he dicho antes, acostumbradxs al pirineo en verano...
Después caminas por un bosque un rato, lleno de carpinteros, como iba sola y no había mucha gente haciendo ésta etapa, pude ver muchos de cerca.

Subes otra vez, para de nuevo volver a bajar por piedra, pero esta vez viendo ya la laguna Jakob donde se encuentra el refugio.

Sin ser difícil es la etapa más de montaña de verdad que he hecho en todo mi viaje.





Chao-chao a las agujas

































El principio de la primera bajada








Carpintero de los de cabeza negra

































Laguna Jakob










Me pego toda la tarde contemplando la laguna, a ratos sola, a ratos con un par de chicos Argentinos, Matias y Rodrigo, hablando sobre comida, además uno de ellos había vivido en Granada.
Yo me quedo a comer en la piedra frente a la laguna mientras se pone el sol, incluso me quedo a ver las estrellas de éste hemisferio. 









 DÍA 3: REFUGIO JAKOB-BARILOCHE

La última etapa la hago acompañada de Rodrigo y Matías, que ellos también bajan hacia Bariloche. Ellos es la primera vez que hacen excursión larga, y van cansados. He de decir que ésta etapa se me hace insufrible, ya que son 6 horas de seguido, bajando pero larguísimo. Me separo de ellos en una bifurcación de la pista de ripio ellos van hacia catedral y yo quiero pillar el colectivo que me deje en Bariloche. Duros los km de pista al sol...













 ÚLTIMOS DÍAS POR BARILOCHE

Ese día recojo mis cosas del hostel y me traslado a casa de Mauro. 
Mauro es bastante tranquilo y muy hospitalario. Coincido en su casa con Minerva, que es de Asturias y lleva viajando 2 años por latino américa, montándoselo muy bien. 
Descanso, y doy algún paseo por la ciudad con Mauro, que me enseña la playa, y conversamos. El tiene muchas ganas de reunir plata y venirse de viaje a Europa, espero que pronto tengas la suerte de poder invertir tu tiempo en un viaje.
Salimos los 3 por la ciudad, y al día siguiente, pongo rumbo a casa de Kosko en Concepción; porque ya estaba cansada de caminar, y porque me apetecía estar con gente ya conocida, además así, llegaba justo para celebrar su cumpleaños.












Muchas gracias también a todxs lxs que he conocido en ésta parte del viaje. Disfrutamos el comienzo del Otoño. Espero que el problema con las cenizas, debido a los volcanes se os haya solucionado ya.
Y espero poder volver algún día, quizá para escalar en esas agujas tan majas. Y decir que se me quedó pendiente la excursión al Tronador, que tenía ganas de hacer, pero que ya estaba tan cansada.

Son mis últimos días en Argentina; ha sido un placer, y por supuesto, quiero volver.






San Carlos de Bariloche, Argentina
Del 20 al 26 de Marzo de 2015