01 agosto 2017

¿Volveremos a ser la mujer de montañas?

Marcos nos mandó un mensaje: oye que me apetece hacer monte perdido. ¿Y si dormimos en la cumbre?. Mira que yo estoy en el estado de forma lamentable. Bueno, el día es bueno y no importa hay todo el día. 

As tres serols, es el macizo de caliza más alto de de Europa, ya tiene algo de especial. Hay colegas míos, que dicen que hay una entrada secreta en su interior, y que esconde grandes secretos.

Y es que tiene mucha mitología, que voy a intentar contar a ver si es que me acuerdo.

 Eran tres hermanas que se tenían que casar con tres montañeses; pero éstos fueron atrapados por los visigodos. 
Ellas escondidas fueron a auxiliar a un hombre malherido, que resultaba ser godo; el les dijo que sus amores les habían abandonado que se habían convertido de religión. Así las engañó, y se casaron con unos visigodos.

En la noche bodas el espíritu del padre (creo que también lo habían matado), se les aparece cabreado por la traición de sus hijas, y ellas huyen a las montañas, y así se hacen en la base tres chozas, y se desencadena una tormenta tan grande, que las tres quedan convertidas en moles de piedra, ( así están el cilindro, el perdido y el añisclo)

Creo que hay varios mitos más, una de un gigante o así, pero éste es el que a mi me contaron cuando era niña.



















































Y este es mi mito:

Lo cierto es que yo sabía que iba a caminar lento, (entre otras cosas porque lo soy de serie), y también sabía que iba a salir de pájara, porque salíamos a las 11 de la mañana bajo el sol abrasador y el tremendo calor, y a mi me afecta mucho mucho el calor, siempre me dan. 
Y que hace mucho que no hacia nada (por no decir que los meses por el Ecuador no han sido buenos para mi estado físico), y 2000m de desnivelaco más lo largo que sale...

Lo que no sabía es que iba a estar tan jodida desde tanto rato. Y debería haber echo mejor, pero mi capacidad de sufrimiento ha sido épica, y lo di todo, sabiendo que iba a llegar a cima antes de que se fuera el sol, tomándome el tiempo que yo necesitaba. Y así fue. Poder disfrutar de una puesta de sol guapísima, de el aire de la altura, de la compañía, de una noche de millones de estrellas y un lindo amanecer. Una buena jornada de montaña.

Y ahora que yo recuerde, yo no hacía montaña desde finales de de 2015, y eso es mucho tiempo...


















Y Ordesa cañón ya lo conocemos de sobras, me recordó a las primeras veces que hacía los viajes por mí. Pero la parte de Goriz al Perdido, la había escuchado muchas veces, pero nunca la había visto. 


































Fin de la agonizada







¡CIMA! 3.355 msnm










Disfrutando la película con la cerveza más rica


















Y las montañas se comen al sol, un día más






Preciosa la noche de millones de estrellas, si al principio estaba cansada, pero hacia las 2 me desvelé, y contemplando el firmamento, le di mil vueltas a la cabeza, buscando entre las estrellas y pidiendo deseos cada vez que aparecía una fugaz.

De todos los vivacs que he hecho, sin duda este ha sido el más alto, pero sin duda ha sido el más cómodo de todos, el abrigo está muy bien construido y para bien el viento, y tuvimos suerte y la isoterma 0 estaba a 4800, así que no pasamos nada de frío (con nuestros abrigos claro)



















Lindo amanecer















































¡EQUIPO!
































































Muchas gracias Marcos y Mario, por vuestra paciencia para conmigo.  

Me alegro de aguantar tanto rato de sufrir, nunca sabes cuando va a ser útil eso. 

Y si es que, me tengo que replantear ponerme en forma para seguir con ésto que me inspira tanto, aunque tengo que reconocer que últimamente no se donde tengo la cabeza, o no está donde yo quiero que esté, así que no se que es lo que quiero de nuevo. Para variar, solo se lo que yo no quiero.
Aunque si quiero, volver a ser mujer de montañas.
Tengo que seguir dándole vueltas, aunque Zaragoza, en el verano no es lo mejor que me puede pasar, la verdad.

Algo ha de pasar

Me alegra volver a sentir la montaña desde el sudor.





Monte Perdido, ordesa
27-28 de julio de 2017




08 julio 2017

Arajuno


Arajuno, es una ciudad que se encuentra al norte del Puyo, en la provincia de Pastaza, a un ratito en autobús viajando entre las nieblas y los montes de selva, puro bosque húmedo tropical.

La primera vez que fuimos no podía parar de mirar maravillada el espectacle por la ventanilla. 

Nunca había visto panorámicas como esas. Tengo infinita curiosidad de adentrarme más en el cantón y conocer. 




















Arajuno tiene una planimetria especial, y lo digo porque lo se a conciencia. Me he pegado muchas horas trabajando el plano, y corrigiendo las existentes viejunas. Me parece muy curiosa, pero me gusta, le he cogido un cariño a su planta triangular. Y al orden de sus calles.












































Y nada mas bueno que comer donde Juanita, un maito por ejemplo, bien rico. 
En Arajuno pasamos días de paseo, otros días si pudimos ir a trabajar , días de minga, de congresos y de fiestas.

































































El rio más grande que por ahí pasa es el Arajuno, uno de los ríos que teníamos que cruzar para llegar a Puka Rumi, pero eso lo contaré en otra.

Nunca había visto ríos con estas características, los había visto más agrestes, mas de bosque, mas del deshielo o de rivera, y aunque me den miedo, o respeto,enigmáticos todos ellos, me encantan los ríos, porque nos dan la vida. Y estos ríos, son todo vida.

Es un río grande y es bien correntoso, está lleno de islas de piedras, de islas de selva, y playas de piedra. (Bonitas las playas del Arajuno si, si). 

En función de las lluvias, el curso cambia notablemente, asi que ese era un elemento que nos condicionaba bastante para nuestro trabajo.


























Aquí hemos pasado más calor que en el Puyo, y también nos ha llovido menos, el sol pica pero bien, y se suda instantáneamente por la humedad. Aquí los mosquitos nos han picado más (en el río), pero en realidad en el Puyo a mi si que me comían.











Siesta amaquil a la sombra


































Las gentes de Arajuno, nos han tratado muy bien, su población es mayoritariamente indígena de nacionalidad kichwa, pero hay gente también de nacionalidad Shuar y waorani.

Estuvimos en el congreso de ACIA (Asociación de comunidades indígenas de Arajuno), la verdad que mucho no nos enteramos, problemática de no saber la lengua. 

Pero observando un poco, nada tenía que ver con las experiencias asamblearias en las que he participado o he podido ver en otros lugares, supongo que también es por el numero de personas que en estas participaban, y por supuesto porque culturalmente es bien distinto a lo que por estos lugares hay. 
Organizado cuanto todo.

Y es que, a mi encanta ser observadora, y aprender y arrejuntar todx lo bueno de cada modelo de toma de decisión que he tenido el placer de ver, si lo entiendo mucho mejor; y obvio es, que cada lugar tiene su propia problemática, es por eso que hay mil millones de soluciones distintas.









Estuvimos en la minga donde se preparaban las casetas para las fiestas. 

Creo que ya lo dije, pero para quien no lo sepa, una minga, es lo que nosotrxs normalmente hemos llamado comunal. Y en España no se suele dar, pero en Ecuador es bastante común. Aún así, yo a veces he tenido el placer de participar en alguno que otro en este lugar donde me ha tocado nacer; y es bueno recordar que solo entre el pueblo se ayuda al pueblo, y todo lo demás tiene trampa.

Pero como pasa en la vida rural de España, y mucho más en ámbito de comunidad, (que prácticamente no he encontrado nada con lazos reales de comunidad); bueno que los comunales que yo había participado, en el mejor de los casos apenas había 20 personas.

Esta minga de ACIA, había mucha gente, y me gustó aprender como se organizan las tareas, y aunque durante la actividad hubo hacia mí un montón de chanzas por mi condición de "arquitecta", no hay nada mejor que tomárselo al igual y reírse y seguir el juego de todo.

Me encantó observar todas las fases constructivas de esta arquitectura vernácula, que en parte no se parece nada a la que aquí se puede dar.

Amigxs de arajuno, aquí también se construye sin planos (otra cosa es que sea legal), y con tradición; tejados de madera también hay, la madera es muy distinta, y eso sí, aquí no hay paja toquilla, y en vez de tejer se suele poner piedra de losa. 
Me gustaría que vierais la arquitectura tradicional de nuestros pueblos, y eso que es una pena, porque poco a poco está cayendo en el olvido, nunca nunca le deis la espalda a la vuestra. 


A mi me ha gustado mucho, mucho ver el proceso y entenderla un poquito.

































































































































Y  luego ya fueron las fiestas de ACIA, en las que nos lo pasamos muy bien, y en realidad fue la despedida nuestra del Ecuador, ya nos teníamos que volver con toda la pena de que todo hubiera sido tan corto. 

Así que si, fueron épicas. Gracias a todxs lxs compañerxs de la fiesta.


Como he dicho antes, me gusta Arajuno, y le voy a tener siempre un cariño especial. Muchas gracias a sus gentes, muchas gracias a toda la familia de Margarita;  Betzy y Tsumi, que suerte de lugar tenéis, Gracias especiales a Rosita y Bolivar y a su linda familia, por portarse tan sumamente bien con nosotras y acogernos alguna vez. Yupaychani



Ganas de volver a visitarlo. Arajuno me gusta mucho, su pueblo, su comida, sus gentes, su entorno, su niebla, su sol, su lluvia, su vegetación, sus animales, las luciérnagas, su río, su aroma, su alma.

 Todo. Mucho






Arajuno, Ecuador
Múltiples días de 2017